¿Qué es lo que NO hace por ti un servicio de soporte de hosting/correo?

A veces cuando contratamos un servicio de hosting ya sea para alojar nuestro sitio web o correos, pensamos que harán cosas por nosotros las cuales en realidad se encuentran en nuestras manos.

Soporte técnico

Aquí comentaré los errores más comunes que se tienen respecto al soporte técnico ofrecido por los servicios de alojamiento web y de correo:

 

1.- No capacitan a nuestro personal. 

Muchas veces pensamos que es suficiente con darle a ese nuevo empleado el teléfono del área de soporte para que pida que le configuren su correo en su equipo, le generen su correo o incluso hasta para que le enseñen a utilizar el Outlook o cualquier otra aplicación de correo.

También suele pasar que tenemos la idea que el servicio técnico del hosting va a subir nuestro sitio web, nos va a enseñar cómo hacerlo y hasta nos va a editar el sitio si necesitamos realizar un cambio.

Si bien un servicio técnico suele tener temas o videos de ayuda con los pasos, nos brinda accesos y parámetros; hay cosas que ellos no hacen y esto es capacitar a nuestro personal. Esa es una labor nuestra.

 

2.- No hacen lo que no sabemos o no queremos hacer.

En ocasiones no tenemos mucho tiempo y se nos hace muy fácil pensar que el equipo de soporte técnico del hosting nos va a solucionar la vida: No es así.

Muchas veces por amabilidad o como un favor por esa ocasión nos ayudan a crear una cuenta de correo, a configurarla, para enseñarnos cómo se hace. Pero eso no entra dentro de las obligaciones del servicio. Ellos cumplen con proporcionarnos accesos y solucionar dudas de cómo utilizar el panel de control, panel de cliente o cualquier otro acceso que nos brindan.

Sin embargo, no tienen la obligación de hacer las cosas por ti. Ten esto en cuenta antes de reclamar por tareas que recaen en ti. El que te hagan un favor no se convierte en una obligación.

Algo más a considerar es que cada cuenta de cliente tiene un contacto autorizado, por lo que no es viable que respondan a las solicitudes que les haga cualquier persona de tu equipo. De manera que si estás delegando funciones, asegúrate de brindar todos los datos de acceso y que estos son suficientes para que te brinden la atención que necesitas.

 

 3.- No sustituyen a un personal de soporte técnico propio.

La idea que «Yo soy… (abogado, contador, secretaria, etcétera) y no tengo porque saber esto», no nos disculpa de tener que contratar a una persona o un equipo propio o externo (temporal) para que revise nuestros equipos, los configure y los ponga a punto.

El equipo de soporte del hosting no tiene la obligación de hacer algo porque nosotros no lo sabemos. Tenemos dos opciones: Contratamos a alguien para que lo haga por nosotros o lo aprendemos a hacer.

Por ejemplo, ellos no tienen la obligación de editar un dato de nuestro sitio web porque no tenemos quién lo haga. Lo que si podemos hacer es consultar si eso lo hacen por una tarifa adicional, contratación de una póliza o un servicio adicional. Si no, lo más adecuado es tener a alguien de nuestra confianza que lo realice.

Tampoco es razonable querer que el equipo de soporte del hosting vaya equipo por equipo configurando cada uno de nuestros correos electrónicos. Para ello debemos contar con alguien de nuestro lado que trabaje esa parte.

Si un virus hizo que se enviara spam o phishing desde nuestros correos y nos los bloquearon, podremos solicitar que nos los desbloqueen una vez que hayamos solucionado la causa. Pero no revisarán tus equipos para solventarlo por ti.

 

4.- No están dedicados exclusivamente a ti.

A menos que sea por contrato especial, un servicio de soporte técnico no te brinda atención solo a ti. Por ello necesitas siempre identificarte adecuadamente, indicando tu dominio, quién eres y ser claro con lo que necesitas. Eso servirá para que te puedan ayudar mejor.

Recuerda que la única manera que te identifiquen correctamente es que tú proporciones todos los datos pertinentes.

 

5.- No lo saben todo.

Si bien el aprendizaje en este tipo de temas es constante, cada caso puede ser un mundo. Los factores de tener diferentes computadoras, sistemas operativos, paneles, usuarios y errores puede hacer que cada caso sea único y muchas veces el primero en su tipo.

Por ejemplo, hay servicios que se revenden como el panel de control cPanel, Plesk o alguno similar; en los que pueden saltar errores que nunca habían ocurrido y eso puede requerir que no solo contactes con el servicio de soporte, sino que leas la documentación de ese servicio que muchas veces dispone de foros y temas de ayuda propios en los cuales puedes encontrar la solución.

Por ello es importante considerar que: Google es tu amigo. En muchas ocasiones una búsqueda en Google puede brindarte la respuesta que estás necesitando, de una manera más rápida y sencilla. Hoy más que nunca es necesario aprender a utilizar los motores de búsqueda como Google para encontrar la información de manera oportuna.

Es natural que puedas estar experimentando frustración cuando necesitas resolver algo rápidamente, pero al tener en cuenta estos consejos te ayudará mucho al momento de buscar ayuda.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.