«Me bloquearon por envío masivo».

¿Qué es correo masivo?

Podemos decir que correo masivo normalmente es aquel que se envía a una gran lista de contactos, ya sean clientes, suscriptores, prospectos, etcétera; y tiene una finalidad específica.

El fin podría ser promocionar algo, dar un aviso, entregar notificaciones, enviar de facturas o recibos.

En general ningún servicio de correo permite enviar correo masivo. Existen algunos servicios con filtros más o menos permisivos, por ello te puedes haber hecho a la idea «pues si antes me dejaban enviarlos» o «hasta ahora nadie me había dicho que no podía enviarlos». Seguramente si consultas las condiciones del servicio de correo que usas encontrarás en algún lado que se indica la prohibición para enviar correo masivo.

Se impide el envío masivo, entre otras razones, porque cualquier persona suele confundir estos correos electrónicos masivos con spam, marcándolos como tal y a veces incluso haciendo reportes específicos a listas negras quienes agregarán la dirección IP del servidor con una mala reputación, haciendo que otros servidores ya no acepten más los correos que provengan de dicha fuente.

Esto impacta a otros usuarios, no solo a los que están enviando el correo masivo, porque las IPs a menudo se rotan entre servidores o funcionan para servidores compartidos y cuando otros usuarios intenten enviar correo normal no podrán ya que también tendrán mala reputación.

correo masivo

¿Qué hago entonces?

Existen muchos servicios que ofrecen el poder enviar correo transaccional (refiriéndose a transacciones como obtención de facturas, avisos, etcétera), para que tus correos salgan desde un servidor diferente al de tu correo habitual, preservando así la reputación de este servicio.

Hay algunos servicios gratuitos, otros de pago, algunos más o menos baratos y otros que tienen mejor rendimiento requerirán una inversión mayor. Todo depende de cuántos mensajes y cómo necesitan ser enviados.

Puedes consultar servicios como sendgrid.com, sendinblue.com, mailchimp y otros.

De esta manera podrás enviar tus correos masivos. No te enojes con tu proveedor de correo por no permitirte enviar este tipo de mensajes, están en su derecho y hay algunos que incluso en sus políticas establecen que es motivo de cancelación sin derecho a reembolso.

Podrás pensar: «Pero si solo mandé 100 correos». Ten en cuenta que la cantidad no importa, importa el comportamiento. Si son mensajes claramente automatizados, de notificaciones, facturación, avisos o marketing por ejemplo; esto tiene un patrón de comportamiento, como pueden ser mismos títulos o mismo contenido. Enviarlos de forma espaciada para que el servidor te lo permita no implica que eso esté bien hecho.

Simplemente: No mandes correo masivo a través de tu servicio de correo corporativo (el de día a día).

Si tu proveedor ya te indicó que esto no se debe hacer, no seas necio(a) y mejor busca alternativas para enviar esos correos sin perjudicar a tu proveedor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *