Perdí mi sitio web



Algo que escucho muy frecuentemente es la preocupación de alguien que perdió su sitio. Las razones son diversas. Aquí algunos motivos que recuerdo:

  • Ya no encuentro a mi diseñador .
  • Me disgusté con mi diseñador y me borró todo.
  • Alguien "hackeo" mi sitio y he perdido todo.
  • El servicio de hosting que tenía me canceló mi servicio.
  • La empresa de hosting que contraté desapareció.
  • Actualicé (Joomla, Wordpress, Drupal u otro CMS) y se tronó todo.

Todo esto se puede prevenir con algo muy simple, aunque a veces no tan sencillo, obtener un respaldo.

Es muy común que por desidia o desconocimiento, cuando encomendamos a alguien para realizar nuestro sitio web pensemos que eso es todo y con pagarle basta.

Hay que recordar hacer algo muy importante cuando alguien nos hace un sitio y es pedirle un respaldo de toda la información que se ha generado al respecto, principalmente pero no se limita a: un respaldo de los archivos que obran en el hosting contratado y las bases de datos que utiliza.

Si hay logos, fotos, datos de acceso u otro tipo de información relacionada hay que pedirla y guardarla de modo seguro.

A veces guardarla en una computadora no basta porque se puede estropear o perder por cualquier razón. Lo mismo ocurre con sistemas de almacenamiento físico como dispositivos USB y discos ópticos como Blu-ray, DVD o CD.

Lo primero que debemos recordar es que un sitio web se compone de archivos, no importando en qué lenguaje o plataforma y cómo se haya hecho el mismo. Si contratamos a un proveedor de hosting para albergar nuestro sitio web, debemos primero que nada mantener nuestra información de contacto al día. Sobre todo tener cuidado de controlar y tener activo el correo electrónico que dimos para contacto y que sea un correo que leamos siempre. Cualquier aviso o notificación importante de nuestro servicio será recibida allí y si perdemos el correo podemos perder incluso los avisos de renovación haciendo que todo se pierda para siempre sin que nos enteremos.

Hoy en día existen muchos servicios que permiten subir información desde unos pocos MB hasta algunos valiosos GB.

Te recomiendo que cuando tengas tu respaldo lo comprimas todo en un archivo .zip que es el formato de compresión más usado y lo cargues en al menos dos servicios de almacenamiento en línea. Así tendrás esos respaldos, más el de tu computadora y tal vez un dispositivo más, impidiendo que pierdas todo en un momento dado.

El motivo de usar más de un sistema de almacenamiento en línea es que si una de esas compañías desaparece o eliminan ese servicio, tendrás aún el otro. Nuevamente recuerda registrarte con un correo electrónico que uses y leas constantemente.

Aquí un par de estos servicios:
Drive de Google: https://drive.google.com/
One Drive de Microsoft: https://onedrive.live.com/
Dropbox: https://dropbox.com/
Mega: https://mega.nz/

¡Ah! Y recuerda que cada que se hagan modificaciones importantes o actualizaciones de tu sitio necesitarás actualizar tu respaldo. Incluso puedes tener un histórico de tu sitio organizado en carpetas dentro de estos servicios.

Si ya todo está perdido y no encuentras ni un archivo de tu sitio, puedes consultar este archivo de Internet dónde se hacen capturas de los sitios en ciertos momentos de su vida y puedes ver como era un sitio entonces. Eso te podrá ayudar para poder organizar un nuevo sitio y no empezar con la mente en blanco.

Archivo:
http://archive.org/web/



Comparte:

0 comentarios:

Publicar un comentario